Arma militiae nostrae non sunt carnalia


Citación de San Pablo (2 Cor 10,4), a veces seguida de su continuación: sed (in) potentia Deo (o reducida a su inicio: Arma militiae nostrae), que suele hallarse como lema en algunos escudos de la Orden de los Mínimos, especialmente localizable en portadas de obras impresas en el siglo XVII.