Giulio Casali (o Casale)



Nacido en Milán hacia 1674, Giulio Casali fue un religioso oblato mínimo que vivió durante 48 años en el convento romano de S.Andrea, donde desempeñaba el oficio de subsacristán. Cuidó de la fábrica de la capillita de San Benito, cuyo altar fue consagrado por Monseñor Camillo Cibo el 31 de enero de 1723. Fray Giulio Casali consiguió también limosnas para embellecer la capilla de San Francisco de Paula, cuyo nuevo altar fue consagrado por el mismo Cardenal Cibo en 1736, y para comenzar el altar de la Capilla de Santa Ana. Editó también un trecenario en Roma, en 1728, dedicado a Ipolita Ludovisi Compagni, princesa de Piombino, bajo el título: A chi vuole grazie. La divozione delli Tredici venerdí Instituiti dal Glorioso Patriarca S. Francesco di Paola (se encuentra citada también otra edición posterior, de 1739, dedicada a Giulia Augusta Albani Chigi, princesa de Campagnano, y aun otra edición, impresa como las dos anteriores por Komarek, en 1753; todavía otra edición posterior, por Paolo Giunchi, en Roma, en 1773).
Fray Giulio Casali falleció en Roma el 16 de enero de 1751.

BIBLIOGRAFÍA: