Paolo Collia


Nació en Zaccanopoli el 5 de marzo de 1684. Ingresó en la Orden de los Mínimos en Tropea. Fue ordenado sacerdote el 24 de marzo de 1708 y destinado a la enseñanza de filosofía y teología. En la Orden fue por dos veces Provincial de Calabria Ulterior (1716 y 1722) y también Procurador Provincial (1720). El 1 de septiembre de 1725 fue nombrado Obispo de Larino. Fue consagrado en Nápoles el 20 de septiembre de 1725 por el Cardenal Althan, de quien era confesor y teólogo. En 23 de diciembre de 1726 fue trasladado a la sede de Nicotera, donde uno de sus principales desvelos fue la formación de los sacerdotes, ocupándose de mejorar y relanzar el seminario diocesano. Murió en Nicotera el 27 de julio de 1735.
Escribió una Descrizione del Vescovato de Nicotera que se conserva en el archivo episcopal.

Obispo Collia