Eustachio Entreri

Niccoló Entreri nació el 25 de enero de 1688 en S.Pier Guarano e hizo sus primeros estudios en Celico, estudiando después filosofía y retórica en el convento de los mínimos de Spezzano. Ingresó en los mínimos en el convento de Paula, siendo Provincial el Padre Perrimezzi. Al profesar tomó el nombre en religión de Eustachio, siendo después enviado a proseguir sus estudios en Roma. Fue ordenado sacerdote el 20 de febrero de 1712. Siendo aún joven, se le destinó como Lector a Cosenza, donde, además, destacó en la predicación. Al cabo de algunos años se le envió al Colegio de Roma, donde enseñó teología y fue más tarde Regente de estudios. En 1723, al parecer por recomendación del cardenal Albani, se le confió la cátedra de lógica y metafísica en la Universidad de Turín y en 1729 la de teología moral. Algunas disensiones doctrinales relativas a la obligatoriedad directa de las bulas papales le hicieron dejar Turín y volver a Roma (aunque otras fuentes indican motivos de salud). Fue Vicario General de la Orden durante la ausencia en Alemania del Corrector General Zavarroni. En 1730 se le nombra consultor de la Sagrada Congregación de Ritos y de la del Índice. En 1731 enseñaba filosofía en el seminario de Sabina. En 21 de julio de 1732 se le nombró obispo auxiliar de Sabina (era obispo titular el Cardenal Albani) y titular de Samaria. Fue consagrado obispo el 25 de julio de 1732. En marzo de 1738 fue nombrado obispo de Nicotera, donde reformó el Seminario de acuerdo con el Reglamento que había preparado para el de Sabina. Fue uno de los tres obispos delegados para el Proceso Apostólico Cosentino de Nicolás de Longobardi. Se ocupó también de la restauración de la catedral. Sin embargo, en lo que más destacó fue en la caridad con los pobres y necesitados. Murió de apoplejía el 11 de marzo de 1745 en olor de santidad. Sepultado su cuerpo, fue descubierto a los tres años todavía incorrupto. Se ha dado su nombre a una de las salas del Museo Diocesano Provincial de Nicotera.
De su labor como profesor nos restan unos apuntes de clase tomados por el alumno Francesco da Cassano en 1722-1723: Theologia universa scholasticis, dogmaticis et chronologicis dissertationibus iuxta leges criticae scientiae adornata (Archivo Generalicio de la Orden de los Mínimos, Roma, ref. FC 70). Se dice que en 1720 se publicó, de su autoría, una vida de Nicolás de Longobardi, pero no hay ejemplares localizados (se ha apuntado que podría tratarse del conocido Breviculum de vita et rebus gestis).




BIBLIOGRAFÍA y REFERENCIAS:

Altar consagrado en 1732 por el Obispo Entreri en la iglesia de S. Francisco de Paula en Roma.