Joseph Le Tellier


El Padre Joseph Le Tellier, perteciente a una acomodada familia parisina, profesó en la Orden de los Mínimos en el convento de Nigeon el 21 de septiembre de 1550, a los 19 años de edad. Después de ser ordenado sacerdote, se le confirieron muy pronto labores de gobierno. Se dice de él que fue un celoso vigilante de la observancia de la Regla, asiduo al rezo coral, amante del silencio y de la mortificación, así como muy observante de la santa pobreza (en sus viajes iba casi siempre a pie).
Por 4 veces fue Provincial de París. También fue Corrector del convento romano de Trinità dei Monti. Participó en el Capítulo General celebrado en Roma en 1568, siendo elegido Colega General. En el Capítulo General celebrado en Aviñón en 1578 fue elegido Corrector General omnium fere votorum suffragio. Para vencer las contrariedades que se encontró en España al hacer la visita canónica, consiguió del Sumo Pontífice un Breve revocando el nombramiento que el Nuncio en España había hecho de un Vicario General de los mínimos. En 1581 autentificó las reliquias que quedaban de San Francisco de Paula, distribuyéndolas entre varios conventos de la Orden. Fue amigo del profesor Marc Antoine Muret y confesor ordinario de Martín Azpilcueta (el "Doctor Navarro"). En 1593 Joseph Le Tellier volvió a participar en un Capítulo General, esta vez como Comiso de la Provincia de Francia. También estuvo presente en el de 1596, siendo, además, designado en el mismo como Provincial de la Provincia de Champaña desgajada en esta reunión capitular de la parisina. En tiempos del generalato del Padre Durand, éste le nombró Visitador de los conventos de Francia.
El Padre Le Tellier falleció en París-Nigeon el 4 de noviembre de 1613, dejando el buen recuerdo de su virtud.


Grabado representando al P.Le Tellier