Virgen del Milagro (o Nuestra Señora del Milagro, Madonna del Miracolo)


Advocación mariana modernamente celebrada en la Orden de los Mínimos. En el calendario litúrgico de la Orden está fijada la celebración de Nuestra Señora del Milagro el día 20 de enero, con carácter de Fiesta.
Su origen se halla en la prodigiosa aparición de la Virgen Inmaculada en Roma, el 20 de enero de 1842, al judío descreído Alphonse Ratisbonne, sobre el altar de la entonces Capilla de San Miguel de la iglesia de S.Andrea delle Fratte, con la inmediata conversión del citado Ratisbonne. La narración del hecho efectuada por él mismo es de esta manera:
"La Iglesia me parecía toda obscura, excepto una capilla, como si toda la luz del templo se hubiera concentrado en ella. Levanté los ojos hacia la capilla radiante de luz, y ví, sobre el altar de la misma, en pie, viva,majestuosa, bellísima, misericordiosa, a la Ssma. Virgen María, semejante en forma y estructura, a la imagen que se ve en la medalla milagrosa de la Inmaculada. A tal vista, caí de rodillas en el lugar mismo en que me encontraba. Procuré varias veces levantar los ojos hacia la virgen Ssma., pero la reverencia y resplandor me los hacían bajar, sin que esto impidiese la evidencia de aquella aparición. Miré sus manos y vi en ellas la expresión del perdón y de la misericordia. A la presencia de la Virgen, aunque no me dijese nada, comprendí el horror del estado en que me hallaba, la deformidad del pecado, la belleza de la religión católica; en una palabra, lo entendí todo."

Ratisbonne fue bautizado, añadiendo a su nombre el de María, y después ingresó en la Compañía de Jesús, donde fue ordenado sacerdote. Unos años más tarde pasó a la Sociedad de Sacerdotes de Nuestra Señora de Sión que había fundado su hermano Théodore. El 3 de junio de 1842 Constantino Patrizi, Cardenal Vicario de Roma, emitió un Decreto declarando la veracidad del milagro obrado por Dios por intercesión de la Virgen en la conversión instantánea y completa de Alphonse Marie Ratisbonne. El altar de la aparición se convirtió pronto en un centro de atracción e irradiación mariana. Decorada la capilla con mármoles y estucos preciosos, se colocó en ella un cuadro de la Virgen pintado, según los detalles de la aparición, por Natale Carta. Fue coronada por el Cabildo Vaticano el 17 de enero de 1892. En 1868 fue aprobada la Pía Unión de Nuestra Señora del Milagro. Benedicto XV, en una audiencia privada al Corrector General de los Mínimos, calificó a la Iglesia de S. Andrea como "pequeño Lourdes de la Ciudad Eterna". En 1942, con ocasión del primer centenario de la aparición, se emprendió la renovación de la Capilla.


Virgen del Milagro (convento de Barcelona)

BIBLIOGRAFÍA:

Antigua lámina




Video RAI (A sua immagine):




Estampa representando a la Virgen y al convertido Ratisbonne

 

Video TV2000 sobre conversión Ratisbonne: