Convento de Roma - S. Andrea delle Fratte


La iglesia parroquial de S. Andrea delle Fratte de Roma fue concedida a los mínimos en 1585, por Sixto V, mediante el Breve Pro fidelium. Al parecer, esta casa fue solicitada por el Corrector General Padre Stefano Carnevali y por el Procurador P. Giulio da Paola a causa de las dificultades que ponían los religiosos franceses en admitir frailes de otras nacionalidades en el convento romano de Ssma. Trinitá dei Monti. Fue el primer Párroco el P. Giuseppe da Palermo. El Capítulo General de 1587, al aceptar el convento, resolvió que no se asignara a ninguna Provincia, sino que quedara a la directa autoridad del Corrector General.
En 1595 se comenzó la construcción del convento en el ala sobre la sacristía. Se empezó también por entonces la construcción de la nueva iglesia y del claustro bajo proyecto del arquitecto Gaspare Guerra. Se contó, para ello, con la munificencia del Papa León XI y del marqués Ottavio del Bufalo. La construcción del nuevo templo se hizo en varias fases. Primeramente, en tiempos del mencionado Gaspare Guerra, hasta terminar la nave central. Muerto Guerra, bajo la dirección de Borromini y despujés de Mattia de Rossi, el templo se terminó de acuerdo con los planos precedentes, añadiendo Borromini de su cosecha el característico campanario y la cúpula. El altar mayor fue consagrado el 30 de noviembre de 1728. En 1731 se ofrecieron a la iglesia, para adornar en principio la capilla de San Francisco de Paula, dos ángeles esculpidos por Gian Lorenzo Bernini.


El singular campanario de Borromini


En 1647 fue edificada el ala conventual que da a la calle de S. Andrea; sólo en 1731 pudo completarse totalmente el convento. La fachada de la iglesia fue reconstruida en 1826, gracias a un legado del Cardenal Ercole Consalvi.

A la derecha, iglesia de S.Andrea (siglo XVIII)


El Capítulo General de 1703, celebrado en Marsella, estableció que el convento de S. Andrea se erigiese en Colegio para coristas selectos de las Provincias italianas. Aunque tuvo siempre coristas italianos y buenos profesores (especialmente de teología moral), no fue erigida formalmente casa de estudios hasta 1710; esta actividad formativa recibió especial impulso bajo el generalato del Padre Estela. En 1750 la situación financiera del convento era delicada, hasta el punto de requerir que se tomaran providencias por parte del Papa Benedicto XIV concretadas en la Bula Exponi nobis nuper. Aun así, hubo que volver sobre el tema en el Capítulo General de la Orden celebrado en Lyon en 1758.
El convento de S.Andrea delle Fratte fue sede de diversos Capítulos Generales celebrados en los siglos XVII, XVIII y XIX. Durante diversos períodos fue la sede de la Curia Generalicia de la Orden Mínima.


 

La fachada de la iglesia en 1678 y en 1826


En 20 de enero de 1842 una de las capillas laterales fue escenario de la aparición de María Inmaculada al descreído judío (instantáneamente convertido) Alphonse de Ratisbonne. Desde entonces se venera allí a María con particular devoción, bajo la advocación de Virgen del Milagro.
Con la supresión de las comunidades religiosas, el convento tuvo variados destinos: alojamiento, escuelas elementales, oficinas de la Quaestura con cárcel preventiva y, finalmente, cuartel. En tiempos de Mussolini una parte del convento retornó a los mínimos; el resto sigue todavía en manos del Ministerio de Defensa, aunque se halla en curso el proyecto de que albergue una parte del Conservatorio de Santa Cecilia.
El 25 de abril de 1943 se confirió a la iglesia de S.Andrea delle Fratte el título de Basílica Menor.


BIBLIOGRAFÍA:


Interior de la iglesia:

Otro video:

Y otro video (recomendable):