Convento de Saldaña


El convento de los mínimos de Saldaña pertenecía a la provincia monástica de Castilla. Intitulado a Nuestra Señora de la Victoria; una Provisión real y un acuerdo del Concejo de la Villa de diciembre de 1605 están en el origen de su fundación, financiada por Martin de Cárdenas, prior de San Miguel de Escalada y vecino de la villa; los frailes habrían de predicar en Adviento y Cuaresma y dar enseñanza de latinidad a los hijos de los pobres; las capitulaciones de fundación se firmaron el 5 de enero de 1606. La primera comunidad entró en la villa el 5 de septiembre del mismo año. En la segunda mitad del siglo XVII y durante el siglo XVIII hubo conflictos con los curas de la parroquial.