Nicolas Lefebvre d'Ormesson

Nació en París en 1612. Su familia tenía como ascendientes a los sobrinos de San Francisco de Paula. Profesó en la Orden de los Mínimos el 12 de diciembre de 1631. Bien instruido en las letras humanas antes de tomar el hábito, destacó pronto después en su aplicación a los estudios de filosofía y teología. Una vez ordenado sacerdote, desempeñó con sumo aprovechamiento los ministerios de la predicación y de la confesión. Fue muy apreciado por el Arzobispo Harley, quien le nombró Visitador y Director de varias comunidades religiosas de la capital. Varias veces fue Corrector local en el convento de París, donde falleció el 6 de diciembre de 1679 a los 67 años de edad.

Obras: Conduite a l'eternité pour apprendre a bien mourir, París, 1649; Consolation a Madame la Mareschale de Vitry sur la mort de Mademoiselle sa fille, París, 1645; La France ressuscité par la nouvelle de la Paix, París, 1659; Le Mystère de la pureté accomply en la Mère de Dieu, París, 1652; La Paix victorieuse, París, 1661; Oraison funebre d'Anne d'Autriche, París, 1667; Panégyrique de la victoire, s.l., 1678; Panégyrique de Saint Louis, s.l., s.a. También se citan de él otras obras, especialmente sermones, entre ellos un Encomio de la Beata Isabel, hermana de San Luis y fundadora del monasterio de Longchamp.