Antonio de los Ríos

Religioso sacerdote mínimo que nació en Écija hacia 1540. Recibió el hábito en 24 de febrero de 1564, habiendo estudiado ya filosofía. Bien dotado para el estudio, se afirma que conocía de memoria gran parte de las obras de los Padres de la Iglesia. Una vez recibida la ordenación sacerdotal, se dedicó con singular eficacia al ministerio de la predicación evangélica. Por humildad y delicadeza de conciencia, rehusó tanto ejercer el ministerio de la confesión como ocupar cargos de gobierno en la religión. Obtuvo incluso del Corrector General la renuncia a tener voz activa y pasiva en las elecciones. En la tradición de la Orden se destacan su recogimiento, oración, paciencia en las enfermedades y lucha constante con el demonio. Se dice que por una visión llegó a conocer anticipadamente el día de su muerte. Falleció en el convento de Nuestra Señora de la Victoria de Triana (Sevilla) en 7 de septiembre de 1613.

Antonio de los Ríos _ Fresco en Grottaglie

Representación del Padre de los Ríos en Grottaglie