Convento de Fréjus


El convento y la iglesia de los Mínimos en Fréjus empezaron a construirse en vida de San Francisco de Paula, en 1490, para cuya fundación, según algunos historiadores, el Santo envió seis religiosos. La iglesia se dedicó a Notre-Dame de la Pitié, aunque, al correr de los años, se llamó de San Francisco de Paula. El complejo parece que estaba terminado en 1509. Sin embargo, el Capítulo de la Catedral no otorgó su autorización hasta 1522 e imponiendo diversas condiciones a los frailes (no adquirir otros inmuebles en la villa, no administrar otros sacramentos más que el de la penitencia, entregar al Capítulo la mitad de lo percibido por entierros, obligación de participar en las procesiones, etc.). Por su situación geográfica el convento fue elegido como sede para varios Capítulos Generales. Sin embargo, en 1571, debido a diversas causas (considerar el lugar insalubre, estar demasiado distanciado de la capital de la Provincia en Lyon, con el riesgo en los desplazamientos de ser atacados por los hugonotes), los mínimos abandonaron el convento en 1571, pasando sus moradores al convento de Aix. Tras la marcha de los mínimos el convento fue habitado por los franciscanos, quienes continuaron promoviendo el culto a San Francisco de Paula. El convento fue demolido en 1807. Subsiste aún la capilla, que fue clasificada como monumento histórico (la última vez en 1987).


Antigua postal: Capilla de S.Francisco de Paula en Fréjus

BIBLIOGRAFÍA: