Francesco Gioia (o Francesco Paolo, o Francesco di Paola)



Este religioso mínimo fue Lector de Teología en el convento de Santa Oliva de Palermo desde 1825. Fue también Regente de estudios y dos veces Corrector Provincial. Además, era Teólogo de la regia monarquía y apostólica legación. En 1847 fue nombrado Colega General por el Cardenal Protector de la Orden. Desde 1848 hasta 1853 fue Consultor de la Sagrada Congregación de Ritos. Fue Secretario del Capítulo General de 1853. Murió el 7 de enero de 1862.