Francisco Javier González (o Francisco Xavier)


El Padre Francisco Javier González nació en Sevilla en diciembre de 1711, hijo de Juan Antonio González (natural de Río Tinto, en Portugal) y de Ana de Cabrera (de El Arahal). Ingresó muy joven en la Orden de los Mínimos, donde pronto se le destinó a labores de formación. Fue en la orden Regente de Estudios en el Colegio de San Francisco de Paula de Sevilla, así como Definidor y Colega en la Provincia hispalense, además de Corrector en Écija. En 1750 obtuvo el grado de Doctor en Teología en la Universidad de Sevilla, en la que obtuvo la Cátedra de Escritura y más tarde de Teología. Además, era Examinador Sinodal del Arzobispado de Sevilla y Socio Teólogo y de Erudición de la Regia Sociedad. Destacó por su mortificación, pobreza y humildad (ésta le hizo "ocultar" una Bula de Pío VI en la que se le nombraba Vicario General). Fue un apreciado predicador y renombrado director espiritual (entre sus dirigidos, cabe citar al capuchino Beato Diego José de Cádiz). Participó en el proceso de la Inquisición contra la Beata Mª Dolores López. Falleció en Sevilla el 29 de febrero de 1784. En la Universidad intervino en el tiempo de las reformas presentando un plan para modificar los estudios de filosofía (Facultad de Artes). Hay que destacar que el 31 de diciembre de 1771 tomó posesión en nombre del claustro de profesores de la nueva sede universitaria; por supuesto, se opuso al Plan de Olavide que rechazaba que los regulares enseñasen en la universidad pública. También se opuso al impulso al teatro que quiso dar en Sevilla en su momento Pablo de Olavide.
Obras: Sermón predicado en la Iglesia Parroquial del Sr. San Miguel de la Villa de Morón de la Frontera en el día 27 de Septiembre primero del Capítulo Provincial que la de Mínimos de Sevilla celebró..., Sevilla, 1747; Sermón panegyrico del Santíssimo Patriarcha mi Señor San Joseph en la Santa Iglesia Cathedral de la Ciudad de Cádiz, Cádiz, s.f. (¿1748?); Oración fúnebre de D. Joseph Cervi, Sevilla, 1748; Oración panegyrica que en la magnífica fiesta con que el Ilustrísimo Cabildo y Regimiento de esta Mui Noble y Mui Leal Ciudad de Sevilla, celebró la canonización de San Fidel de Sygmaringa y San Joseph de Leonissa, Sevilla, 1748; Elogio fúnebre de Doña María Ana Pérez García, Sevilla, 1756; Reflexiones crítico-theológicas sobre la respuesta a la carta del Sr. D. Fr. Miguel de S.Ioseph, Obispo de Guadix y Baza: juicio reflexo sobre la verdadera causa del terremoto, Sevilla, 1757; Oración fúnebre en las solemnes honras de María Amalia de Saxonia, Cádiz,s.f (¿ 1760?); Disertación médico-moral de la disciplina que ha observado la Iglesia en la administración del Santo Sacramento de la Extremaunción, Sevilla, 1779. Se conservan manuscritos en la Biblioteca de la Real Academia de Medicina de Sevilla: Del poder de los ángeles sobre la naturaleza, 1768; Sobre el bautismo de los fetos racionales abortados, 1779); Cuál será la obligación de los profesores de medicina en tiempo de epidemia notable o peste declarada, 1782; Si en las enfermedades procedidas de ejercicio de espíritu hayan señales ciertas, cuáles y si pueden curar con remedios físicos, 1783. Y en la biblioteca de la Universidad de Barcelona, firmado con Pascual Díaz: Alegato a la Duquesa de Medinaceli sobre no asistir a las comedias, 1779 (hay transcripción del manuscrito en Estudios Mínimos).


Aquí una censura emitida por el P.González

BIBLIOGRAFÍA: