Convento de La Ciotat


La fundación del convento de frailes mínimos de La Ciotat, perteneciente a la Provincia monástica de Provenza e intitulado a Notre Dame de Bon Secours y San Francisco de Paula, se remonta a noviembre de 1633 cuando Antoine Martin establece para la fundación de este cenobio una donación de 12.000 libras. La fundación fue autorizada por el Vicario General del Abad de Saint-Victor, señor de La Ciotat, y por el Consejo municipal. El convento fue aceptado por la Orden en el Capítulo General celebrado en Marsella en 1635. El Obispo de Marsella otorgó su autorización el 8 de agosto de 1635. En 1709 el convento estaba habitado por 9 religiosos. En 1727 el Obispo confió a los mínimos la enseñanza en la villa en substitución de los oratorianos. En 1768 este convento tenía 8 religiosos y unas rentas muy escasas. Entre los religiosos que formaron parte de esta comunidad, cabe mencionar a los Padres Jerôme d'Etienne, Dominique Magnan y Louis-Thomas Nuiratte. Durante la revolución francesa, el convento tuvo diversos usos, entre ellos el de servir de alojamiento a batallones de revolucionarios. Después fue vendido a particulares. En 1826 Clair André Besson legó la iglesia a la Parroquia; se instaló en ella la Congregation des Filles Chretiennes. Otras dependencias fueron utilizadas por Cofradías y también por los Hermanos de la Salle. En 1948 la capilla, muy deteriorada, pasó al municipio que emprendió una primera restauración. En junio de 2012 se puso la primera piedra de la restauración del coro; la capilla se destinará tanto a usos culturales como a lugar de culto de los protestantes de la villa.




La Ciotat TV - Pose de la 1ère pierre du choeur... por LaCiotatTV