Convento de Noisy-le-Roi


Las primeras noticias sobre el convento de Noisy-le-Roi (no Noisy-le-Grand como indican erróneamente Roberti y Whitmore) se remontan a 1579, cuando, siendo Corrector Provincial de Francia el Padre Pierre Nodé, expuso en el Capítulo Definitorio celebrado en París la voluntad de fundar un convento que tenían Albert de Gondi, duque de Retz, y su esposa Claude-Catherine de Clermont.
Los mínimos se establecieron en Noisy en 1582, siendo el primer superior el P.Germain Carré. Servían entonces la antigua iglesia de Saint-Lubin, convertida en capilla del castillo ducal.En el Capítulo Provincial Intermedio de 1596 se manifestaron ya las dificultades que tenía aquella casa, por su pobreza, para mantener más de tres frailes. Ante la obligación impuesta de que en Noisy tuviesen que habitar al menos ocho religiosos, considerando, por las pocas rentas y otras circunstancias negativas, la imposibilidad de cumplir tal obligación, el siguiente Capítulo, en lugar de confirmar al nuevo Corrector (Padre Camart) decidió que la Orden abandonase aquel convento, devolviéndolo, con todas sus pertenencias, al duque fundador.El convento pasó en 1599 a los franciscanos.

Antigua postal: convento de franciscanos que sustituyeron a los mínimos


BIBLIOGRAFÍA: