Giacinto Ricca


Fue Lector de Filosofía en Rímini y Lector de Teología en Fermo y Viterbo. Párroco de la Madonna della Luce en Roma desde 1790 a 1799. En sus últimos años al frente de la Parroquia, se reveló como férvido simpatizante de las ideas republicanas, lo que le enfrentó al Padre Giacomo Ilari (quien le denunció por esta razón en el Vicariato), Acogió con gozó la proclamación de la República Romana de 1798, tratando sin éxito el 25 de febrero de 1798 de detener la insurrección popular transtiberina en favor del Pontífice.