Juan Ronquillo


Religioso nacido en Sevilla en 1618 (otros le dicen natural de Fregenal de la Sierra). Era hijo de Juan García Ronquillo y de Juana Arias Loyola; una de sus hermanastras fue la venerable Madre Sor Gertrudis María de la Corona (fundadora del convento de Mercedarias Descalzas de Toro), a la que estuvo muy unido y de la que recibió válidos consejos espirituales. Habiendo el jovencito Juan Ronquillo enfermado de tisis, se atribuyó a la intercesión de San Francisco de Paula su curación y, por ello, ingresó en la Orden de los Mínimos. Andando el tiempo, fue Regente de estudios en el Colegio de Sevilla, donde también desempeñó el cargo de Corrector. Fue Predicador, Examinador Sinodal del Arzobispado de Sevilla y Calificador de la Inquisición en Sevilla. Comisionado por su Provincia monástica al Capítulo general de 1655 celebrado en Roma (donde trató el embajador de España que le eligieran como General) y al de 1661 en Barcelona (se dice que en este no le eligieron General por oponerse el entonces Provincial de Sevilla Padre Sebastián Bejarano). Ronquillo fue Provincial de la provincia hispalense, varias veces Definidor y Colega. Fue también Vicario General por delegación del Corrector General Francisco Navarro. Para su humillación, se vio inmerso en un pleito de graves acusaciones, de las que le declaró finalmente inocente el Consejo. En sus últimos años, enfermo del hígado y aquejado siempre de una sed que apenas le permitía pronunciar palabra, vivió retirado de todo gobierno temporal y dedicado al cumplimiento ejemplar de sus deberes de religioso, empleando la mayor parte del tiempo en meditativa contemplación. Falleció en el Colegio de San Francisco de Paula de Sevilla el 3 de noviembre de 1682, a los 64 años de edad.


Obras:


Un ejemplo de su actividad como censor (aprobación de la Práctica de la theología mystica de Miguel Godínez SI)

BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS: