Giacomo Tagliaferro


Giacomo Tagliaferro nació en S. Giuseppe Vesuviano el 9 de marzo de 1885. Entró en la Orden de los mínimos de jovencito. Hizo sus estudios eclesiásticos en el Seminario Arzobispal de Cagliari, siendo ordenado sacerdote el 14 de marzo de 1908. Desempeñó diversos cargos (Corrector local, Párroco, Maestro de Novicios, Rector del Colegio Internacional, Asistente Provincial). En Taranto trabajó para la erección de la Parroquia. En Génova emprendió la restauración del Santuario y logró que se le otorgara el título de Basílica. En el Capítulo General de 1930 fue elegido Colega General. En 1935 fue nombrado Procurador General; desempeñando esta función, consiguió en 1936 el reconocimiento de la posesión del Protoconvento de Paula, en 1938 que la Orden recuperase el antiguo colegio de San Francesco di Paola ai Monti (Roma) y en 1939 la restitución de una parte notable del convento romano de S.Andrea delle Fratte. En el Capítulo General de 1940 fue elegido Corrector General. Durante su mandato, se preocupó especialmente por la expansión de la Orden;se ha señalado cómo prestó particular atención a relanzar la Orden en España, tal vez porque, siendo Procurador General, no pudo rescatar a los mínimos españoles, cuando, en la persecución de 1936, le pidieron desesperadamente ayuda. Durante su mandato como Corrector General, obtuvo también la proclamación de San Francisco de Paula como patrón de los marineros italianos. En junio de 1952 fue nombrado por la Santa Sede Ecónomo General de la Orden. En los últimos años desempeñaba todavía el cargo de Representante legal de la Orden. Murió en Roma el 26 de mayo de 1967.


Padre Tagliaferro en 1942