Padre Bastide

Religioso mínimo que fue conventual en Toulon y La Valette. Se le recuerda porque en ambas localidades destacó en la valiente asistencia espiritual a los enfermos en la epidemia de peste de 1720, visitando a los moribundos dos o tres veces al día.

BIBLIOGRAFÍA: