Convento de Marsella (Marseille)


Ya en 1574 el Capítulo General de los Mínimos celebrado en Génova encargaba al Provincial de Lyon, Roland Guichard, que efectuase las gestiones necesarias para abrir un convento en Marsella. Los mínimos obtuvieron el 6 de abril de 1578 autorización del Consejo municipal de Marsella para establecerse en la ciudad. El mismo año el Capítulo General de la Orden, reunido en Aviñón, facultaba al P. Roland Guichard para acordar y aceptar la fundación. Sin embargo, el establecimiento en Marsella no se produjo hasta que los mínimos lograron que Charles Malespine les cediera la iglesia de Notre-Dame de Rouet el 30 de agosto de 1583. Tomó posesión en 7 de septiembre de 1583 el P. Vincent Blanc, Provincial lionés, con sus Colegas. Fue el primer superior de la casa el P.Jean Isnard. En mayo de 1590 se instrumentó con el Capítulo de San Víctor la permuta de Notre-Dame de Rouet por la iglesia de San Miguel (también llamada de San Rafael) sita en la Plaine Saint Michel (antiguo Campus Martius). El mal estado de la iglesia recibida obligó a los frailes a derruirla y a edificar otra de nueva planta, cuya primera piedra puso en 1592 el cónsul Charles de Casaulx. En 1595, ya terminado el convento, intitulado a Santa María de los Ángeles, fue elevado a Correctorado. Al año siguiente quedó integrado en la nueva Provincia de Provenza y en 1599 el Capítulo General celebrado en Aviñón dio la aceptación formal. El convento de Marsella fue destinado a Noviciado. El 6 de abril de 1617 fue consagrada la iglesia por el obispo de Marsella Monseñor Jacques Turricella, con el título de San Rafael. En ella reposarían los restos del ilustre Padre Binans. El convento fue sede de numerosos Capítulos Generales y sirvió con tanta frecuencia de alojamiento a frailes que se dirigían a Italia que el Capítulo General de 1655 la eximió de las contribuciones a pagar a la Provincia. En la peste que asoló Marsella en 1720 los religiosos mínimos de Marsella se sacrificaron en la asistencia a los enfermos. El convento contó con numerosos religiosos que destacaron en el plano cultural, como los Padres Feuillée, Plumier, Magnan o Monteinard. La biblioteca conventual contaba con más de cuatro mil volúmenes. El convento tenía un Observatorio, debido a la magnificencia de Luis XIV a favor del Padre Feuillée. En 1768 habitaban esta casa 26 religiosos y gozaba de unas rentas anuales de 6.389 libras. En 1790 eran 22 religiosos profesos. Entre los últimos conventuales hay que destacar al Padre Louis-Thomas Nuiratte, a quien se atribuye el cuidado y el enriquecimiento de la biblioteca. En 1807 sólo quedaban algunas ruinas del antiguo convento. A partir de 1841, auspiciada por el obispo de Marsella, se intentó la restauración de los Mínimos en Francia en esta ciudad, adquiriendo en 1850 el Padre Boeuf capilla y dependencias junto al antiguo emplazamiento del convento. Esta nueva casa mínima, que además quiso marcar diferencias de reforma con los mínimos contemporáneos de Italia, no alcanzó a subsistir por mucho tiempo; debido a discordias internas, recibieron a interdicción del Obispo en 1858 y la comunidad se dispersó.


Situación del convento de mínimos según un antiguo plano de Marsella


BIBLIOGRAFÍA: