Bernard Chavaignes

Sacerdote mínimo que en 1547 era Colega provincial de Aquitania y participó en el Capítulo General de la Orden celebrado en Fréjus. Observantísimo en la guarda de la abstinencia cuaresmal, que no dejó ni en sus enfermedades más graves, el Padre Chavaignes tuvo el don de oración, en la que se le hallaba sumido con mucha frecuencia. Tanto es así que le hallaron muerto en posición orante arrodillado en el suelo.