Bernardino (Antonio Diego) de Bernardis


El obispo mínimo Bernardino de Bernardis-Ferrari nació en Fuscaldo el 27 de mayo de 1699. Ingresó en la Orden de los Mínimos y fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1722. Fue Lector de Filosofía y Teología en Cosenza, en Venecia (donde destacó como predicador) y en Roma (donde fue Regente de estudios en el Colegio de San Francisco de Paula ai Monti,  Lector de teología moral en el Colegio de Propaganda Fide y examinador del clero romano).
Brillante predicador (predicó también en Siena), fue teólogo y consultor del cardenal Albani; de 1739 a 1743 fue teólogo del rey de Polonia; también fue designado examinador sinodal del obispado de Warmia y vicario y lugarteniente del obispo Adamo Stanislao Grabowski. Conoció en Cracovia al cardenal Lipski y en Viena al cardenal Paolucci. En 1743, por recomendación del rey de Polonia, fue nombrado obispo de Martirano, siendo consagrado el 22 de diciembre del mismo año por el Cardenal Giovanni Antonio Guadagni. Carlos III de Nápoles concedió el exequatur el 28 de febrero de 1744. El obispo entró en su sede en 1744. Suele hacerse notar que tomó como efimerísimo secretario (duró sólo un día según las memorias del interesado probablemente inexactas y, para algunos, en este particular harto artificiosas) al famoso Giacomo Casanova. Monseñor Bernardino de Bernardis celebró varios sínodos diocesanos, envió un informe ad limina apostolorum y murió en su sede en junio de 1758, cuando, al parecer, iba a ser promovido a la archidiócesis de Rossano. Por las similitudes de nombre y apellido, algún historiador le ha confundido con el contemporáneo franciscano Bernardo Bernardi, obispo de Acquapendente en 1746 fallecido en septiembre de 1758.

Inmediatamente a su consagración, Monseñor de Bernardis hizo imprimir en Roma en 1743 una Allocuzione ai Martiranesi, clero e popolo.


BIBLIOGRAFÍA: