GUICHARD, Simon


Simon Guichard nació en Etampes. Estudió en la Universidad de París y fue ordenado sacerdote. Más tarde ingresó en la Orden de los Mínimos en el convento de Nigeon, en la que desempeñó los cargos de Corrector local y más tarde de Provincial de París. En el Capítulo General de 1535 fue elegido Colega General galo; en el celebrado en Fréjus en 1547 fue elegido Corrector General de la Orden. Por humildad, rechazó siempre durante su Generalato el tratamiento de "Reverendísimo". Durante su mandato llevó a cabo la Visita canónica de la Orden; hallándose en Granada con tal motivo, le correspondió presidir las exequias de San Juan de Dios (1550). Participó en el Concilio de Trento en Bolonia. Al parecer, conoció a San Ignacio de Loyola e influyó en su amigo el obispo de Clermont Guillaume Duprat para que acogiera y protegiera a los jesuitas. Predicó contra el protestantismo en París, en Lyon (donde obtuvo la fundación de un convento de la Orden) y en Aix-en-Provence. El Padre Raynaud le denomina con tal motivo "haereticorum malleus" y destaca su profundo conocimiento de las lenguas griega, hebrea, caldea y árabe. El Cardenal François de Tournon le califica de "homme remarquable par sa piété, sa sainteté, sa doctrine conforme à l'Evangile et à l'orthodoxie". Su muerte se relaciona también con su celo antiherético; dícese que en 1574, ya anciano, habiendo sabido que un obispo había pasado al protestantismo e iba a casarse, fue a encontrarlo y trató de disuadirle primero y, no pudiendo convencerle, le recriminó seriamente; un caballero del séquito del obispo lo golpeó con el pomo de la espada y Guichard murió poco tiempo después. Fue sepultado en la iglesia conventual de Aix.


Simon Guichard en el Arbor religionis


BIBLIOGRAFÍA:

Grabado representando al General Guichard.