Tomás Muñoz de Espinosa


Nació en Córdoba, hijo de Lázaro Muñoz y de Francisca Sánchez de Espinosa. Fue en los mínimos Lector de Teología y destacó como predicador. En 1635 participó como Comiso de la Provincia de Granada en el Capítulo General celebrado en Marsella en 1635. Fue Corrector Provincial de Granada en 1635 y 1641; fue también Definidor Provincial. En 1641 predicó el sermón de la fiesta de Santiago en la catedral de Córdoba y al año siguiente el de la Concepción. Tenía también el título de Calificador de la Suprema. En el Capítulo General celebrado en Génova en 1646, en el cual participó como Comiso, fue elegido Corrector General de la Orden. Hallandose en Nápoles durante la revuelta de Masaniello de 1647, dio refugio en el convento de los mínimos al Virrey duque de Arcos, antes de pasar los dos a la seguridad del castillo de San Telmo. Inocencio X le relevó de su cargo en 1649, nombrando al Padre Baltasar de Ávila, probablemente porque habiendo merecidamente depuesto a un Provincial bien apadrinado, no quiso volverse atrás, pese a las instancias de un Cardenal y a las del mismo Secretario de la Congregación de Regulares. En 29 de abril de 1651 el Padre Muñoz tomó posesión del cargo de predicador real, para el que había sido nombrado gracias a su vinculación con el Duque del Infantado. Le fue confiada la visita y reforma de la Universidad de Osuna, que llevó a cabo rigurosamente, pese a la oposición del Rector y Colegiales. Falleció en 1652.


Retrato del Padre Muñoz


Su genealogía en la Colección Salazar y Castro de la Real Academia de la Historia (aquí).